Partes de las ruedas de la bicicleta y su mantenimiento

El mantenimiento regular de las ruedas de la bicicleta es fundamental para evitar riesgos

En este caso os detallamos cómo realizar un mantenimiento básico sin demasiados conocimientos técnicos, de forma rápida y barata, de las ruedas de la bicicleta. Para el mantenimiento de las ruedas se suele necesitar material de limpieza básico (agua y jabón), un destornillador fino de cabeza plana, un conjunto de llaves Allen, un trapo, una brocha y el inflador.

Mantenimiento básico de las ruedas de la bicicleta

Las Ruedas de la bicicleta: es el calzado sobre el cual se rueda y por tanto parte fundamental de la bicicleta. Así, limpiaremos externamente las ruedas y comprobaremos que están en condiciones.

El primer paso es valorar la cubierta y ver que el dibujo no se ha convertido en un trozo de goma plano y/o agrietado. Si es así hay que cambiar cubiertas y evitar riesgos.

También se debe comprobar la presión de las ruedas -no a ojo- sino con la presión adecuada a cada tipo de rueda. Por exceso o por defecto de presión se puede dañar la cubierta irremediablemente.

Y finalmente se comprobará que los cierres de las ruedas están perfectamente cerrados.

Partes básicas de las ruedas

Cubiertas: unas cubiertas de calidad pueden aguantar perfectamente entre 5.000 y 10.000 kms. Eso sí, si se va a competir o a realizar una ruta por etapas exigente, es recomendable hacer un cambio previo. Evidentemente, el tipo de ruta, la geografía, la técnica, el mantenimiento, definirá la durabilidad final de las cubiertas de las ruedas. En el mercado hay infinidad de cubiertas y de excelente calidad como HutchinsonSchwalbeContinentalMichelinVittoria, Maxxis o Massi. Si necesitas ayuda sobre que cubiertas elegir puedes contactar con la tienda online y nuestros mecánicos de bicicletas de confianza.

Llantas: las llantas de la bicicleta se desgastan por el roce de las zapatas en el carril de freno. Para comprobar el estado de las llantas se valorara el carril de frenado. ¿Qué hacer? Sin desmontar la cubierta comprobar si la superficie (cara lateral de la llanta) esta un poco cóncava. Si así es, significará que se deben cambiar. Normalmente pueden aguantar entre 20.000 y 30.000 kilómetros antes de ser ser revisadas. El mercado también proporciona una oferta importante de marcas como Fulcrum, Mavic o Shimano. A partir de aquí es bueno valorar la que mejor se adapte a las necesidades.

Radios: una vez más la durabilidad de nuestros radios dependerá de muchos factores, desde el tipo de ruta que realicemos, al peso, el número de radios de la rueda (un standard es una rueda con 36), su grosor (con menos de 2 mm hay más riesgo ), la calidad de la llanta… Pero hay un factor determinante y es que la rueda debe estar bien perfectamente centrada. No está de más llevar 5 o 6 radios de repuesto -si se va a realizar una ruta larga-, de cada longitud (en la rueda de atrás los radios de la parte de la piñonera son más cortos que los del lado contrario). La oferta también es amplia y se puede encontrar buen material en marcas como Fulcrum o Shimano.

Una puntualización final en el hecho de que el mercado nos proporciona llantas, cubiertas y radios por separado pero también hay marcas que ofertan el conjunto de la rueda completo como puedan ser las ruedas completas Fulcrum o las de Shimano.

Deja un comentario