Sangrado de los frenos de la Bicicleta

Que las pastillas de los frenos hidráulicos estén gastadas no significa que tengan que dar un tacto sin firmeza

A veces se puede notar que los frenos de disco hidráulico de la bicicleta tienen un mal tacto en las frenadas. Esto puede ser debido a dos factores, que el sistema de freno hidráulico tenga algo de aire, o bien que el líquido de los frenos esté contaminado y no tenga la misma capacidad de compresión.

Se pueden encontrar frenos hidráulicos que funcionan con líquido de freno DOT y frenos que lo hacen con aceite mineral. También es posible encontrar modelos de frenos de depósito abierto y con depósito cerrado. Las diferencias entre los frenos vienen dadas a la hora del sangrado. Así, los frenos que llevan el depósito abierto se sangrarán sacando la tapa del mismo, y los que tienen el depósito cerrado, al sangrarlos, el drenaje se hará extrayendo un tornillo o tapón.

Empezando con el sangrado de frenos de disco de la bicicleta

El sangrado de los frenos en la bicicleta consiste en sacar del sistema de frenado todas las burbujas de aire que no permiten que el freno tenga un tacto óptimo y su poder sea escaso. Para el sangrado del sistema de frenado se puede usar el método más extendido, que consiste en meter el líquido mediante una jeringa al sistema y este empujará el aire hasta el depósito dejando libre el sistema de frenado de burbujas. Una vez inyectado el líquido para que arrastre el aire, se tiene que ir drenando el depósito del líquido de freno. Esta operación es importante repetirla hasta comprobar que no existe ninguna burbuja dentro del sistema de frenado. Este método es válido con los dos tipos de freno. Una vez terminado el sangrado se debe comprobar que no exista ninguna fuga de líquido de freno por el tornillo o por el depósito.
Hay que recordar que este es un método básico de sangrado de frenos y según el fabricante de los frenos, este puede introducir alguna variación sobre este método. Por último se deben accionar las manetas de freno por si queda alguna burbuja difícil de extraer dentro de las manetas.

Otro sistema de sangrado es el usado en los frenos de las motos, pero esto sólo es posible hacerlo si el freno es de depósito abierto. El método consiste en abrir el depósito del líquido de freno, manchar un par de veces cada maneta hasta obtener presión de frenado, aguantar, abrir el tornillo de sangrado de la pinza y este expulsará el líquido con aire. No soltar la maneta hasta que el tornillo este de nuevo apretado. Después se debe llenar el depósito lo que haga falta y repetir la operación hasta que el freno quede libre de burbujas de aire.

Con estos dos métodos de sangrado de frenos de disco es posible combatir el mal tacto y darle el verdadero poder a los frenos.

Deja un comentario